La Universidad de Jaén, en el ‘distrito único’ de China

La Universidad de Jaén (UJA) se ha convertido en una especie de sucursal del distrito universitario de la República Popular China y acoge en este momento a un centenar de alumnos procedentes del país asiático, venidos a Andalucía con la intención de formarse y, en principio, volver a Oriente.

Es un número pequeño, pero que se nace notar entre los 16.000 alumnos matriculados en la oferta académica de la universidad jiennense.

El sistema de acceso a estudios superiores de la República Popular hace que muchos jóvenes pudientes se vean abocados a salir fuera. “Existe una especie de selectividad y un escalafón de universidades agrupadas por categorías”, explica a ELMUNDO.es Narciso Contreras, coordinador de Programas Lingüísticos de la UJA.

“Si el alumno, por su nota, no puede acceder a la categoría 1, se limita mucho su acceso al mercado laboral”, recalca la importancia de destacar como los mejores estudiantes.

Es por ello por lo que muchos deciden realizar lo que puede considerarse una inversión de futuro de venir a estudiar a Europa, donde centros universitarios como el jienense los acogen, bien a través de convenios con universidades chinas, bien a través de agencias de reclutamiento.

En la actualidad, alrededor de 80 alumnos originarios de China cursan alguna licenciatura o grado en la UJA. La veintena restante se encuentra inmersa en las clases de español que la institución andaluza ofrece a los recién llegados y que duran un curso completo.

Licenciaturas como Administración y Dirección de Empresas o Economía se encuentran entre las titulaciones más requeridas. A ellas se suman los estudios de Turismo y Filología Inglesa, seguidos más de lejos por el resto de filologías y, en casos muy puntuales, alguna ingeniería o carrera científica.

Y luego, ¿qué?

La aventura de estos jóvenes chinos en Andalucía es, en la mayoría de los casos, pasajera. Después de haber cumplido con su objetivo, cuatro o cinco años después de su llegada, los estudiantes se marchan. Sin embargo, siempre hay alguna excepción.

“Cuando terminan, se dan diversas opciones: o bien vuelven a China o bien se quedan en España, para hacer una segunda titulación, porque han encontrado trabajo o, en algunas ocasiones, por motivos personales, como es el caso de una chica que se ha casado con un español”, cuenta Contreras.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s