La crisis y la mala gestión dañan la red de museos de la Sierra de Segura

La Sierra de Segura, la comarca de mayor extensión del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, es un paraíso que conjuga por sí sola los cuatro elementos de la Grecia clásica: el agua, el aire, la tierra y el fuego. A partir de ahí nació hace un lustro el V Elemento, concebido como uno de los proyectos más ambiciosos que se han llevado a cabo en materia de recuperación, conservación y puesta en valor del patrimonio para su uso turístico-cultural. Su objetivo era crear una red de museos locales para dinamizar el turismo de los 13 municipios de la comarca.

Y así empezaron a abrir sus puertas centros dedicados a la Orden de Santiago y el poeta Jorge Manrique (Segura de la Sierra), los oficios del bosque (Siles), la Provincia Marítima (Orcera), la mística y el siglo XVI (Beas de Segura), la cultura romana (Arroyo del Ojanco) o el museo al aire libre sobre el agua (Puente de Génave). Y se proyectaron otros ocho que aún están pendientes. Lo que ocurre es que la crisis económica, por un lado, y la gestión deficiente, por otro, han hecho languidecer a esta red museística, única en cuando a su concepción territorial. Tanto es así que en la actualidad apenas cuatro museos están abiertos, aunque no todos los días y sin un horario regular.

La gestión de los museos correspondió inicialmente a la Fundación del V Elemento, que destinó dos millones de euros, de los que el 75% los aportó la Junta de Andalucía y el resto los Ayuntamientos, la Diputación y dos entidades financieras. Pero la fundación se ha visto afectada por la paralización del Plan Turístico de la Sierra de Segura, con lo que no hay presupuesto para culminar los museos que estaban pendientes.

“Estamos en compás de espera”, admite el alcalde de Beas de Segura y presidente de la fundación, Sebastián Molina. En la actualidad, la gestión de todos los museos, salvo el de Segura de la Sierra, ha pasado a los Ayuntamientos, pero estos esgrimen que no tienen fondos para su mantenimiento. “Con la deuda asfixiante que tenemos los municipios no podemos hacernos cargo del personal”, apunta Gregorio Linares, alcalde de Orcera, cuyo museo dedicado a la Provincia Marítima permanece cerrado.

El patronato de la Fundación del V Elemento se reunirá el próximo miércoles para abordar el futuro de estos centros, pero ya hay alcaldes que auguran una pronta disolución. Con todo, el presidente de la fundación confía en dar la vuelta a esta etapa de dificultades. “Esperamos que lo que surgió como una idea acertada se pueda completar”, subraya Molina. A la espera quedan los museos del aire (El Robredo), agricultura ecológica (Génave), etnográfico (Benatae), arqueología (Torres de Albanchez), arte rupestre (Santiago-Pontones) y el Centro de Astronomía en el castillo de Hornos de Segura, cuyo proyecto ha dirigido el científico Manuel Toharia.

Fuente: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s