Esta semana conocemos: Las villas romanas de Chillúevar

El balcón del Guadalquivir, Chillúevar desmaya su caserío, apiñado en calles estrechas y empinadas, sobre la falda de la prominente serranía de Cazorla. Los picachos azulados de las montañas se elevan como guardianes a sus espaldas. Bajo sus pies se dilata majestuoso el horizonte de suaves colinas y olivares que pueblan la depresión del río Guadalquivir. Al fondo, Sierra Mágina.

Su pasado romano

Durante los siglos I y II de nuestra era, el término municipal de Chilluévar estuvo plagado de villas romanas, construcciones adaptadas a los trabajos del campo que no rehuían sin embargo del lujo y las comodidades urbanas tan propias de las grandes ciudades.

Los asentamientos romanos en los fértiles parajes del alto Guadalquivir, como es el de Chilluévar, tuvieron lugar en forma de villas rústicas. Eran fincas dedicadas a las tareas de explotación agrícola y ganadera que sostenían con su producción uno de los pilares más importantes de la economía imperial. Las villas romanas llegaron a urbanizar el campo de Chilluévar al ocupar de forma intensa estas tierras serranas. Bajo la superficie del terreno se han hallado numerosos restos arqueológicos que así lo atestiguan: lápidas mortuorias, fustes y capiteles de columnas labrados con motivos vegetales, tégulas de gran superficie y fragmentos de terra sigillata, la cerámica que surtía las vajillas de las familias pudientes. Los yacimientos abundan en las orillas del río Vega, en el Cortijo de Villoro, y cerca del río Cañamares en la llamada Plaza de Armas del Cerro Mataperros. Sobre la corriente del Cañamares subsiste un puente en forma de arco. Entre las piezas encontradas destaca un conjunto de lápidas con inscripciones funerarias localizadas algunas de ellas en la aldea de Los Almansas y que hoy se custodian en el Museo Provincial de Jaén.

¿Como llegar a Chilluévar?

A Chilluévar, que dista 120 kilómetros de Jaén, se accede a través de la N-322 que une Bailén, con Albacete y el Levante peninsular. De la N-322 y a la altura del municipio de Torreperogil parte la carretera regional A-315 que enlaza, en la localidad de Peal de Becerro con la A-319 hasta Cazorla. Desde esta última población hay 17 km para llegar a Chilluévar por una carretera local. Otra opción es acceder a la carretera antes mencionada A-315 desde la autovía A-92 Norte y que parte a la altura de la localidad granadina de Baza. El trayecto atraviesa un difícil puerto de montaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s