Numeroso valor prehistórico encontrado gracias a las obras del tranvía en la capital

25.000 piezas halladas, recuperadas y catalogadas. De ellas, 10.000 son huesos, la mayoría de animales, pero también de 120 cuerpos humanos. Eso es exactamente lo que ocultaba el trazado por donde en sólo unas semanas circulará el tranvía. No es ni mucho menos todo el patrimonio que hay en el subsuelo de Jaén (Marroquíes Bajos es uno de los mayores yacimientos de la Edad del Cobre de Europa), pero sí «más incluso de lo que era necesario por la obra». Un equipo de hasta 15 arqueólogos de la empresa Arqlantis, dirigidos por Juan Nicás y su socia Fernanda García, han trabajado en diez excavaciones y han recuperado una parte del pasado de esta tierra en una obra que puede considerarse, según Nicás, «un ejemplo del respeto por la arqueología».
Buena parte de esas piezas están en estos momentos repartidas por varias universidades andaluzas, donde se están estudiando. Otras, sobre todo las de cerámica, ya han sido limpiadas, clasificadas y fichadas. Respecto a los restos humanos, aquí el proceso se alarga. Son necesarios estudios antropológicos y pruebas de Carbono 14. Para ello, los fósiles hallados en las excavaciones han sido enviados ya a Upsala, Suecia. En total será un año y medio de trabajo. Desde junio de 2009 hasta finales de este año, cuando los arqueólogos hayan elaborado el informe completo y los restos lleguen a manos del Museo Provincial, donde todo indica que se organizará una exposición y se publicará un catálogo auspiciado por la Consejería de Obras Públicas, que es quien ha financiado la obra. Eso a nivel divulgativo porque, tal y como explica Nicás, «los resultados de estas excavaciones los presentaremos también en varios congresos».

Organización
El arqueólogo no permite que se dude del trabajo que se ha hecho sobre el patrimonio a lo largo y ancho de esta obra. «Aquí lo que ha habido ha sido organización. Cultura ha funcionado con nosotros como con cualquier otra excavación y los plazos se han cumplido porque había comunicación. Si se excavaba por un lado, por el otro se continuaba la obra», afirma Nicás.
Grandes descubrimientos
Pero, ¿qué valor tiene lo que se ha encontrado? Según el jefe de arqueología, aunque muchas de las piezas halladas tienen un gran valor, casi todo entra dentro de los cálculos que habían hecho previamente los expertos, excepto el descubrimiento a la altura de Bariloche y en el Paseo de la Estación, a la altura de la Caja Rural, que los ha sorprendido.
Una a una, las excavaciones han sido: en la rotonda de Jaén por la paz; en la subestación eléctrica; en el cruce de Andrés Segovia; a la altura de Bariloche; en el aparcamiento disuasorio; en el Banco de España; en el Paseo de la Estación, a la altura de Burger King; en el Paseo de la Estación, a la altura de Caja Rural; y en García Triviño, donde se abrieron dos.

El primer descubrimiento con el que no contaban ha sido en la parte alta del Paseo de la Estación (Caja Rural). Allí han encontrado una casa de campo islámica con murales califales y almohades. «Descubrimos sólo una parte: la entrada, el patio, un pozo…, pero la casa se metía hacia la acera y decidimos no tocar», explica Nicás. El segundo descubrimiento y seguramente el de mayor importancia ha sido el de Bariloche. Allí se ha hallado una necrópolis, fuera del poblado calcolítico que se mostraba en las otras excavaciones. «Era de una estructura grande, circular, de entre 8 y 9 metros de diámetro, y en torno a la que había tumbas pequeñas en las que hemos encontrado los restos de 80 individuos».
En el Banco de España el hallazgo fue un foso prehistórico. Primero se dio con los restos de la muralla calcolítica, hecha de adobe y piedra, y justo debajo de esta, en una zanja de dimensiones pequeñas, a un metro y medio de profundidad, los restos humanos de 20 individuos. Restos prehistóricos que habían sido enterrados sin ritual funerario alguno.
‘Jaén por la paz’
En la rotonda de ‘Jaén por la paz’ se han descubierto parte de casas y calles islámicas, de época califal y almohade, y bajo ellas, estructuras prehistóricas, también de la época calcolítica. En la subestación aparecieron de nuevo restos islámicos y calcolíticos y una tumba con dos individuos, de época prehistórica. También se sacaron a la luz piezas cerámicas.

Los restos de otros 20 individuos se hallaron en García Triviño, junto a la tumba de una mujer datada en el 1.600 Antes de Cristo. Al final de esta misma calle, cerca ya de Donantes de Sangre, se han sacado a la luz los restos de un niño en una cabaña prehistórica.
En el aparcamiento disuasorio, tal y como explica Nicás, se documentaron restos romanos de estructuras hidráulicas, que se volvieron a enterrar. También se pusieron al descubierto estructuras hidráulicas en el Paseo de la Estación, a la altura del Burger King, donde además se encontró cerámica romana en la superficie y cerámica prehistórica en una excavación más profunda.

Fuente: IDEAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s