El parón de la autovía de Jaén indigna a los alcaldes

Los alcaldes, partidos políticos y agentes sociales han reaccionado con estupor a la decisión del Ministerio de Fomento de rescindir tres tramos ya adjudicados de la autovía A-32, que debe conectar la provincia de Jaén con el Levante español. El recorte ministerial, el único que se ha producido en Andalucía, supone un duro golpe para varias comarcas que han sufrido una marginación histórica, sobre todo desde que a mediados del pasado siglo el anterior régimen paralizó la línea férrea Baeza-Utiel diseñada (y ejecutada en gran parte) por la misma zona de influencia.

La A-32 entre Linares y Albacete tiene una longitud de 225 kilómetros, de los que 129 discurren por la provincia de Jaén. Con un coste de 875 millones (480 en Jaén), la autovía pretendía recortar los tiempos de viaje entre el valle del Guadalquivir y el Levante.

De los ocho tramos en la provincia jiennense, sólo dos están actualmente en obras, entre Linares y Úbeda, mientras que Fomento ha rescindido ahora otros tres ya adjudicados entre Úbeda y Villanueva del Arzobispo. Sin embargo, el recorte aparca también los otros tres tramos que estaban en redacción, los que unen Villanueva con la provincia de Albacete.

El alcalde de Úbeda, el socialista Marcelino Sánchez, ha calificado de “lamentable” la decisión de Fomento, a quien insta a estudiar fórmulas para reanudar el proyecto lo antes posible. Sánchez ya lideró hace años a los alcaldes que se rebelaron cuando el ministerio del entonces gobierno del PP se planteó desviar el trazado de la autovía por la comarca manchega del Campo de Montiel, en Ciudad Real, algo que finalmente no prosperó.

Mucho más críticos se han mostrado los partidos de la oposición en Andalucía, PP e IU. El diputado popular Gabino Puche tilda como “atraco a mano armada” la decisión de Fomento y censura que el Gobierno “se haya cebado con la provincia más débil”. El coordinador provincial de IU, Luis Segura, también habla de “atentado en toda regla al desarrollo de la provincia” y considera que este recorte que el Plan Activa que aprobó el Gobierno para la provincia de Jaén es un documento de “mera propaganda”.

Se da la circunstancia de que en los tres tramos rescindidos, entre Úbeda y Villanueva del Arzobispo, de unos 45 kilómetros, Fomento ya expropió y cortó miles de olivos para el nuevo trazado viario. La autovía se paraliza ahora, al menos para los próximos cuatro años, y los agricultores tampoco podrán explotar sus olivos.

En el PSOE de Jaén ha escocido la medida del ministerio que dirige José Blanco, como se puso de manifiesto en el comité provincial del pasado viernes. Sin embargo, el secretario provincial, Francisco Reyes, cree que la obra ahora parada se priorizará tan pronto acaben los recortes. Reyes prefirió destacar la continuidad de otros proyectos estatales, como la nueva autovía de Despeñaperros o la presa de Siles.

Fuente: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s