Cuenta atrás para pagar impuestos en Jaén

Entre el 31 de marzo y el 31 de mayo. Ese es el plazo que se ha fijado para que los ciudadanos paguen de forma voluntaria el impuesto de Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana (IBI) y el de Vehículos de Tracción Mecánica (VTM). Será el servicio de gestión y recaudación de la Diputación Provincial quien se ocupe de poner al cobro un total de 84,7 millones de euros (61 millones correspondientes al IBI y 23,6 del impuesto de vehículos) en 92 de los 97 municipios de la provincia que han delegado esta competencia en la Diputación.

Sólo Jaén capital, Villanueva del Arzobispo, Huesa, Úbeda y Martos gestionan el cobro de impuestos por su cuenta y aunque apenas hay datos sobre el porcentaje recaudado por sus servicios en periodo de voluntaria, es difícil que alguno se pueda aproximar al 90 por ciento del que hace gala la Diputación desde hace varios años. Impuesto que no se cobra es dinero que se pierde para unos ayuntamientos asfixiados económicamente, sobre todo en estos años de crisis. Entonces, la cuestión sería saber por qué esos ayuntamientos prefieren recaudar por su cuenta.

Hubo un tiempo en el que la Diputación se encargaba de recaudar los impuestos de todos los municipios de la provincia. Eso cambió a partir de 1996. El primero en salirse fue el Ayuntamiento de la capital, justo tras la entrada en el Consistorio del primer gobierno del PP elegido en las urnas. Le siguieron Úbeda, siendo alcalde Juan Pizarro (PP); Martos, cuando era gobernado por los independientes; Villanueva del Arzobispo, también con el gobierno independiente, y el último municipio fue Huesa, en 2003, con un gobierno de coalición entre IU y PP. Todos se salieron cuando su signo político era diferente al de la Diputación (PSOE).

«El servicio de recaudación de la Diputación es puntero en todo el territorio nacional, desde aquí se abarcan todas las posibilidades con unos parámetros de calidad que no son posible en los ayuntamientos, no están preparados para este servicio. La exactitud que requieren acciones de estas características exigen a un organismo como la Diputación», afirma Rafael Illana, gerente del servicio provincial de Recaudación.

A esto se suma además este año la decisión de la Diputación de reducir el coste que les cobraba a los ayuntamientos por llevar a cabo este servicio, de manera que finalmente les resultará casi gratuito como una de las medidas pensadas para ayudar a los consistorios a superar la crisis. También es frecuente que la Diputación adelante a los ayuntamientos hasta el 90 por ciento de lo recaudado con los impuestos para «darles un soplo de aire y arrimar el hombro en estos tiempos de crisis», tal y como dijo ayer el diputado responsable del servicio, José Luis Hidalgo.

Tráfico

Hace año y medio que Diputación también ofreció a los consistorios la posibilidad de gestionar las multas de tráfico y en este tiempo ya ha conseguido una cifra récord, que 54 municipios deleguen esta competencia, entre ellos el de la capital. Aunque, según dijo el diputado, en estos momentos no hay conversaciones con el Ayuntamiento de la capital para gestionar ningún otro servicio.

Fuente: Ideal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s